La exposición CEDIA 2004 mostró las últimas novedades en dispositivos del hogar digital y lo hizo en su entorno natural: un hogar con mobiliario y electrodomésticos totalmente adaptados al estilo de vida tecnológico.

Indianápolis acogió del 8 al 12 de septiembre la feria CEDIA 2004, una muestra organizada por la Custom Electronic Design and Installation Association (Asociación de instalación y diseño electrónico personalizado) en la que se dieron cita los productos más novedosos en cuanto a electrónica de consumo, equipos Home Theatre y Home Cinema. El concepto de feria de consumo presente en CEDIA se diferencia de una feria tradicional orientada a la informática, y eso se demostró en el tipo de asistentes que acudieron al evento. Las familias se dieron cita alrededor de los stands de los expositores, quienes crearon espacios domésticos como cocinas o salones para exhibir dispositivos Home Theatre. Fabricantes de sillones anatómicos para disfrutar de sesiones multimedia en casa también acudieron a la feria.

Televisores y reproductores DVD

Los productos con mayor acogida fueron los televisores retroproyectores, con medidas espectaculares de 82 pulgadas como el modelo WL-82913, presentado por Mitsubishi, que es el retroproyector comercial más grande en este momento. Con una resolución de 1.080 x 1.920 ppp, su precio ronda los 10.000 euros.

Otro producto que sólo unos pocos podrán adquirir es un reproductor DVD de 27.000 dólares (21.000 euros aproximadamente), que ha presentado Kaleidescape. El dispositivo cuenta con 1,5 Terabytes de capacidad de almacenamiento, lo cual sería suficiente para guardar 180 DVD. El dispositivo de Kaleidescape permite reproducir los DVD almacenados por categorías, y grabarlos libremente, ya que el fabricante ha llegado a un acuerdo para licenciar la tecnología de encriptación que utiliza.

Siguiendo con artículos novedosos y de muy alta gama, el televisor que presentaba Panasonic es otro de los más grandes y finos que existen hoy por hoy en el mercado. El modelo TH-65HVS30U Onyx XVS dispone de una pantalla de plasma de 65 pulgadas, y cuenta con conexión HDMI y ranuras para tarjetas de memoria SD y PCMCIA. Su precio es de 20.000 euros.

Dispositivos de gama alta

El segmento de los televisores congregó la mayor parte de las novedades y las ovaciones entre los asistentes a la feria, y no sólo como electrodomésticos aislados en el hogar digital, sino como parte de todo un mobiliario acorde con el estilo digital. Los televisores de última generación HDTV se presentaban en espacios diseñados con las últimas tecnologías de iluminación y decoración, muebles ligeros y recursos de decoración para conseguir que los cables de los aparatos electrónicos no se vean.

El televisor con la pantalla LCD más grande fue el presentado por Mitsubishi Diamond, de 55 pulgadas. El modelo cuenta con una grabadora de vídeo personal de alta definición, con 120 GB de disco duro y una resolución de 1.920 x 1.080 ppp. Su precio no estará disponible hasta que salga al mercado en dos meses.

Fabricantes como Hitachi o Panasonic anunciaron productos que incorporarán la tecnología de Gemstar-TV Guide International, una compañía que dispone de una guía de programación gratuita que actualiza el dispositivo por medio de señal terrestre acústica inalámbrica o una conexión Web.

Por su parte, LG mostró un reproductor DVD portátil de pequeño tamaño, con pantalla LCD de 7 pulgadas, del que no se dieron más detalles.

El diseño juega un papel importante en la electrónica de consumo, y la feria CEDIA dio buenas pruebas de ello. En la edición de este año, los principales fabricantes han presentado componentes para el salón digital del hogar inspirados en los colores tradicionales: negro, plata y ambos juntos, pero dando un paso más allá también se han presentado dispositivos en colores más innovadores como rojo, amarillo, blanco, etc.

En cuanto a los reproductores DVD compatibles con los nuevos formatos de discos Super Audio CD y DVD Audio, estaban presentes modelos como el Yamaha DVD-S2500, un reproductor con puertos analógico, digital coaxial, óptico, FireWire y HDMI, que puede exportar sonido de alta definición (DVD-A y SACD) a través de sus puertos digitales. Su precio, 710 euros. El único dispositivo capaz de exportar sonido de alta definición a través de cualquier puerto digital es un modelo de Onkyo, de 1.200 euros. Todos los demás modelos requieren conectar el reproductor a un receptor mediante cables analógicos.

La compañía Vutec comercializaba un accesorio para las pantallas de plasma, llamado ArtScreen. Consistía en un dibujo pintado dentro de un marco especial que permite, mediante un mando a distancia, activar o desactivar el ArtScreen como si de un wallpaper se tratara.

Otra novedad en la feria fue el simulador de movimiento D-Box Odyssee, que consiste en dos sillas conectadas que se mueven siguiendo el ritmo de la película que se está viendo en ese momento. Un disco duro interno de 40 GB con control externo permite manipular las sillas y manejar una gran librería de efectos especiales para los movimientos. Además, se pueden actualizar y aumentar, ya que dispone de lector CD-ROM, conexión ethernet y un módem. El modelo más económico tiene un precio de 13.000 euros, aunque una versión más modesta del mismo costará unos 4.200 euros.