La convergencia de tecnologías digitales está impulsando los nuevos desarrollos en el campo de la movilidad. Que los dispositivos móviles (teléfonos, PDA, cámaras digitales y ordenadores portátiles) integren cada vez más funciones y posibilidades de comunicación y conectividad es el objetivo de los fabricantes de primer nivel. Y cada nueva integración tecnológica en este ámbito deja atrás los dispositivos de la generación anterior. En el campo de la telefonía, ocurre cada poco tiempo.

Cuando los teléfonos móviles comenzaron a integrar pantallas a todo color, los dispositivos con tapices monocromáticos quedaron desbancados, por muy avanzados que fueran. Posteriormente, la integración de cámaras digitales se convirtió en el nuevo deseo de los consumidores y en el reactivo para el mercado de telefonía móvil, que comenzaba a sufrir un leve retroceso en las ventas de unidades. Lentamente, y aunque no siempre han resultado productos de éxito, a los teléfonos móviles se les han ido adhiriendo avanzadas funciones que en la mayoría de casos poco a nada tienen que ver con el hecho de hablar y recibir llamadas. De este modo, con la llegada de las comunicaciones a través de redes UMTS, de alta velocidad y capacidad, emerge el concepto de Smartphones o teléfonos móviles inteligentes: terminales que combinan las prestaciones de un avanzado teléfono móvil con la capacidad y funcionalidades de un ordenador de bolsillo. Así, aumentan las posibilidades operativas y las opciones de conectividad y comunicación y nacen nuevos conceptos y capacidades.

La videoconferencia móvil se convierte en una realidad, las cámaras digitales integradas aumentan el número de megapíxeles y la calidad de las lentes para mejorar las imágenes, el sonido se mejora hasta tal punto de integrar en los terminales radio y reproductor MP3. Las nuevas posibilidades de conexión y compatibilidad de sistemas hacen que los terminales se puedan unir con comodidad a los ordenadores y aprovechar recursos, programas y transferir datos. La incorporación de múltiples opciones de comunicación abre un nuevo abanico de funcionalidades aplicables a los teléfonos móviles: descarga de aplicaciones, integración del correo electrónico y la navegación por Internet, intercambio de datos remoto, streaming… En definitiva, un nuevo mercado que aporta grandes posibilidades a los desarrolladores de aplicaciones, fabricantes, operadores, empresas y, por supuesto, a los usuarios.

El futuro de Internet pasa por la movilidad y por desarrollar productos y servicios que sean utilizados desde dispositivos portátiles. El artilugio portátil por excelencia es sin duda el teléfono móvil, que cada día integra más aplicaciones y utilidades que los convierten en herramientas completas. Su destino, mucho más que solamente llamar y recibir llamadas. Aparece así el concepto de dispositivos móviles convergentes.

El objetivo es la convergencia digital

El nuevo concepto de Multimedia Computers en la estrategia de Nokia “supone un antes y un después para el negocio de la compañía”, según palabras de Carlos Laita, director del área multimedia de Nokia. Este cambio se dibuja como una verdadera revolución para todos los actores del sector, como ya ocurriera anteriormente cuando aparecieron los ordenadores portátiles en los noventa. Sin embargo, el concepto no es nuevo, aunque pueda parecer revolucionario aplicarlo en el campo de la telefonía. Analizando de cerca los primeros terminales que integran esta serie de Multimedia Computers de Nokia es fácil darse cuenta de que se trata de avanzados Smartphones, con un nuevo toque de estilo y con la integración de mayores posibilidades de conectividad y comunicación.

Así las cosas, todo parece ser una cuestión de aprovechar el momento o más bien acertar en el momento adecuado. Nokia podría haber lanzado esta serie de teléfonos mucho antes o dentro de unos meses, sin embargo la compañía está convencida de que éste es el momento de los Multimedia Computers, debido a la demanda por parte de los usuarios profesionales y particulares de dispositivos que apuestan por la convergencia multimedia. Esta combinación supone agitar en una coctelera las tecnologías de la información, con el ocio y las aplicaciones corporativas, aderezarlo de contenidos audiovisuales (televisión, música e imagen) y, servirlo en Internet, que es el nuevo campo operativo para todos los actores del sector. Ésta es la receta secreta que guardaba Nokia con su nueva Nseries. Por ello, los terminales de esta familia integran todo tipo de aplicaciones multimedia y conectividad, como 3G y la novedad del WiFi, en el campo de la telefonía móvil.

Compartir contenidos y experiencias

En Nokia les gusta recalcar el concepto de “experiencia” del usuario. El hecho de poder compartir los contenidos multimedia que integran los terminales móviles no es un nuevo concepto. Y ni siquiera lo es poder hacerlo en cualquier lugar y a través de Internet. Pero poder satisfacer las necesidades multimedia de los usuarios en cualquier lugar y a cualquier hora, con calidades y capacidades que van desde lo excepcional hasta lo óptimo se convierte en una experiencia, según los responsables de Nokia en España. Este aspecto es el que aleja al concepto de Multimedia Computers del de Smartphones, aunque ambos sean sistemas operativos avanzados con grandes capacidades multimedia.

De este modo, y de forma pormenorizada, los Nseries ofrecen la posibilidad de compartir las experiencias de diferentes formas. “Imprimir imágenes en alta calidad, leer y escribir mensajes de correo electrónico, descargar contenidos desde Internet, escuchar radio en estéreo, reproducir diferentes formatos musicales, navegación por Internet, grabación y reproducción de vídeo con resolución VHS, conectividad WLAN, UPnP, videostreaming o visionado de la televisión en el móvil, son sólo algunas de las posibilidades”, comenta Carlos Laita.

Siempre conectado

Internet ya forma parte del día a día de millones de usuarios en nuestro país y la cifra de penetración de la telefonía móvil ya es casi el cien por cien. Sólo hace falta sumar uno más uno y comprobaremos que poder disfrutar de las posibilidades de Internet en cualquier lugar es el nuevo generador de dinamismo en el mercado.

El principal motor del impulso de las tecnologías de comunicación móviles ha sido la necesidad por parte de los profesionales de estar siempre conectados. Poder acceder a la red corporativa, a los mensajes de correo electrónico, descargarse ficheros adjuntos y, sobre todo, no abandonar el ritmo de trabajo en una jornada de viaje, por ejemplo, es el objetivo por el que fabricantes y operadores buscan soluciones de convergencia. Esta demanda supone el aumento de la productividad por parte de las empresas y profesionales y en este sentido el terminal de acceso y la red son fundamentales.

“Lo que necesitan los profesionales es no tener la sensación de que al dejar el ordenador en el despacho y comenzar un viaje desconectan del trabajo y es ahí donde es fundamental proveerles de terminales con acceso a las aplicaciones corporativas y equipados con tecnología WiFi”, concluye Carlos Laita.

Hechos que se reflejan en cifras

---------------------------------------------

Según fuentes de Nokia, las ventas netas de la división de Multimedia en