Microsoft está acusada de abuso de posición dominante en el mercado de sistemas operativos de PC por dar sólo información parcial de su software a compañías como Sun Microsystems, que fabrican servidores. Una queja emitida por Sun en 1998 dio inicio a una investigación que llevó a la Comisión a iniciar acciones legales en agosto de este año. Otras compañías han remitido sus comentarios a los reguladores europeos en el marco de otra investigación iniciada contra el fabricante de software en febrero de 2000. Mientras que el primer caso investiga el abuso de posición con los sistemas Windows 95, 98, NT 4.0 y sus actualizaciones, el segundo se centra únicamente en Windows 2000.

Microsoft puede solicitar a la Comisión que su caso sea expuesto en una vista oral, que generalmente tiene lugar un mes después de haberse recibido la respuesta escrita a la acusación. No hay fecha límite para la decisión final de la Comisión. Un fallo negativo podría ir acompañado de multas de hasta el 10% de las ventas globales de la compañía.

El caso que tiene en sus manos actualmente el Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Microsoft es distinto al que se ha iniciado en la Unión Europea. Las alegaciones que se están examinando en los tribunales estadounidenses se refieren a que Microsoft extendió su dominio en el mercado de sistemas operativos de PC también al mercado de sistemas operativos de servidor.

europa.eu.int