Monti ha revelado poco más acerca del caso en un breve discurso a los periodistas. Tampoco ha hablado demasiado acerca de la segunda investigación de la Comisión Europea al fabricante de software. "No sería apropiado por mi parte comentar públicamente acerca de los pasos que estás siguiendo la investigación", afirmó el comisario.

El primer caso fue provocado por una queja de Sun Microsystems en 1998, alegando que Microsoft estaba utilizando su sistema operativo Windows para empujar a sus rivales fuera del mercado de software de servidor. A principios del presente año la Comisión puesto en marcha una investigación al margen de su propia iniciativa de ver si Microsoft estaba haciendo lo mismo con la última versión de su sistema operativo, Windows 2000.

A mediados del pasado año la Comisión comenzó los procedimientos legales contra Microsoft en su primer caso. Se espera, por tanto, que en los próximos meses se de el mismo paso con el segundo caso.

Fuentes cercanas a la comisión confían en que ambos casos lleguen a unirse. "los dos casos son más o menos idénticos sustancialmente", dice esta fuente en sus investigaciones. Los abogados que están detrás del departamento de defensa de la competencia ya están planeando la forma de unir ambos casos antimonopolio.