El riesgo del cibercrimen es ascendente ha dicho Liikanen. Hasta ahora, los virus eran producidos por jóvenes y amateurs, pero después de lo acontecido el pasado 11 de septiembre se abre una nueva era, donde el riesgo de unos ataques aún peores se hace más patente. Liikanen ha añadido que las comunicaciones a través de dispositivos móviles incrementarán notablemente el riesgo de ataques. Asimismo ha recalcado que "Internet es una herramienta tremendamente útil siempre y cuando proporcione unos mínimos de seguridad".

La Comisión ha destinado 2,3 millones de euros para la Agencia en un periodo de cinco años, con una ampliación de otros 9 millones de euros.