La red de comunicaciones de alta velocidad creada por la Fundació Catalana per a la Recerca (FCR), que conecta más de cuarenta instituciones académicas y científicas, llega a su décimo aniversario renovando su tecnología a Gigabit Ethernet. Gracias a esta tecnología de Al-Pi, la Anella podrá cuadruplicar su velocidad.

Tras ganar el concurso adjudicado por el Cesca (Centro de Supercomputación de Cataluña), el operador Al-Pi renueva para los próximos tres años la tecnología de la Anella Científica con su tecnología Gigabit Ethernet. Esto supone que las más de cuarenta instituciones de investigación de Cataluña podrán multiplicar por cuatro su capacidad de conexión alcanzando hasta 10 Gbps y, para veinticuatro de ellas, pasar de un mínimo de 2,34 a 10.000 Mbps o un máximo de 155 Mbps.

Por otra parte, los equipos de conmutación de CATNIX (el Punto Neutro de Internet en Cataluña) también experimentarán una renovación con el objetivo de “ampliar los servicios del Punto Neutro y mejorar los servicios de navegación e intercambio de correo electrónico a través de Internet a nivel local”, explica el director del Cesca Miquel Huguet.

La Anella también está conectada a la red de investigación RedIRIS2, a través de la cual se accede a redes de investigación como la paneuropea Géant o la Internet2 americana.

www.cesca.es