El fabricante de equipamiento de telecomunicaciones Ericsson y el de dispositivos electrónicos para el mercado de consumo Sony anuncian para este mes de octubre el inicio de su fusión en lo que se refiere al negocio de la telefonía móvil.

La joint-venture entre Ericsson y Sony será al 50% y llevará el nombre de Sony Ericsson Mobile Communications. El 1 de octubre es la fecha prevista para el inicio de operaciones de esta alianza, que se anunció el pasado mes de abril.

Entre las novedades que conllevará el nacimiento de esta empresa figura la aparición de una nueva marca de teléfonos móviles, cuyos dispositivos se empezarán a fabricar durante la segunda mitad del año 2002.

La plantilla de Sony Ericsson Mobile Communications estará formada en un principio por 3.500 personas.

El pasado año Sony y Ericsson vendieron alrededor del 50 millones de teléfonos, alcanzando unos ingresos de 7.200 millones de dólares (1,3 billones de pesetas).

Sin embargo, Ericsson ha registrado pérdidas por el declive de la demanda, habiendo reducido personal masivamente, y Sony tiene un papel secundario en el mercado de la telefonía móvil, con una cuota el pasado año inferior al 1%.

www.sony.co.jp

www.ericsson.com