Santa Bárbara, compañía que lleva más de cinco años distribuyendo en España los productos de Kingston, ha anunciado que este fabricante ha superado los mil millones de dólares en lo que se refiere a ventas. Desde sus inicios en 1987, Kingston se dedica a la fabricación de ampliaciones de memoria específicas para impresoras, ordenadores personales y actualizadores de procesadores.

Actualmente, esta compañía también posee una gama de productos Ethernet y Token Ring, así como sistemas de almacenamiento.

Paralelamente, Santa Bárbara ha anunciado que ha trasladado su oficina central en Barcelona a C/ Energía, 42 en Cornella de Llobregat.