Kingston ha anunciado su nuevo DataTraveler Locker, una memoria USB encriptada mediante hardware que proporciona protección de datos profesiona.

Utiliza un sistema de encriptación (AES) de 256 bit con una zona pública y otra encriptada que mantiene a salvo los datos más sensibles, incluso en caso de que la unidad se rompa o sea robada. Además, no es necesario instalar ninguna aplicación para poder usarla, por lo que se podrá emplear fácilmente en cualquier ordenador (con Windows, Mac OS o Linux), incluso sin tener permisos de administración. La memoria tiene una protección adicional que borrará todos los datos contenidos en caso de detectar 10 intentos fallidos de acceso, lo que hace imposible poder llegar a los datos a menos que se conozca la clave.

El nuevo DataTraveler Locker de tiene una garantía de cinco años. Además se vende con capacidades de 5, 8 y 16 GB.

www.kingston.com