Gracias a la colaboración de la Fundación Retevisión, la Fundación Síndrome de Down y la Universidad Carlos III, un grupo de 40 alumnos afectados por el síndrome de Down están aprendiendo a manejar un ordenador ,así como diferentes programas. Ésto forma parte del proyecto BIT, Bases Informáticas y Tecnologías, que está dirigido a la integración social y laboral de personas discapacitadas y que se inicio en octubre de 1999. Los responsables de la Fundación Síndrome de Down han señalado que el objetivo principal del proyecto es conseguir que los jóvenes y niños discapacitados aprendan a utilizar herramientas informáticas que el resto de las personas utilizan de forma habitual y que forman parte de la vida cotidiana, además su desarrollo les permitirá incrementar sus capacidades, así como la forma en la que se enfrentan a la vida.

Para más información www.retevision.es/fundación o en www.servicon.es/fsdm.