La empresa es optimista con respecto a las cifras de su segundo trimestre fiscal que finalizó el pasado 30 de abril, esperando una facturación de 215 millones dólares (39.990 millones de pesetas), algo inferior, de todas formas, a la obtenida durante el mismo periodo del pasado año que fue de 231 millones de dólares (42.966 millones de pesetas). De todos modos, estos resultados serían “significativamente mejores” de los previstos, según la compañía.

Por otro lado, el fabricante de hardware de venta directa, Dell Computer, ha dado a conocer su intención de paralizar su programa de prácticas de estudiantes de MBA (Master of Business Administration), así como otras ofertas de trabajo. Asimismo, existen rumores de que la compañía puede anunciar más despidos en breve (en torno a 3.000 trabajadores), que se unirían a los realizados en febrero cuando Dell recortó 1.700 puestos de trabajo.

Finalmente, según la firma de análisis de mercado PC Data, las ventas del fabricante de PDAs, Palm, descendieron un 20% durante el pasado mes de abril. En ello puede haber influido el hecho de que sus dos nuevos modelos m500 y m505 presentados en la pasada edición de la feria Cebit (marzo 2001) no se estén comercializando en grandes cantidades en las fechas señaladas (finales de abril/principios de mayo). En concreto, el modelo con pantalla en color, el m505, no está previsto que se encuentre en grandes volúmenes hasta finales de junio o principios de julio.

www.jdedwards.com

www.dell.com

www.palm.com