Iomega ha presentado una unidad con capacidad para 750 MB. Gracias a su interfaz USB 2.0, el dispositivo ofrece tasas de datos comparables a las unidades de CD-RW a 50X/50X/50X, lo que implica que la nueva unidad podría archivar, rescribir y leer a velocidades de 50X (cerca de 7,5 MB por segundo). La unidad de Iomega USB 2.0 se vende por 179 dólares (184,14 euros), mientras que los discos de 750 MB se venden acerca de 12,50 dólares (12,86 euros) cada uno, en packs de ocho unidades.

La compañía ha mejorado los procesos de transferencia interna de la unidad, incluyendo su chipset y algoritmos de software. Igual que con actualizaciones previas de ZIP, la nueva unidad puede leer discos de 250 y 100 MB. Sin embargo, sólo puede escribir en las versiones de 250 MB, no en la gama de 100 MB. A pesar de usar USB 2.0, que puede extraer energía del PC, la unidad requiere un suministro de energía externo. Esto se debe a que necesita más fuerza para operar de lo que la especificación USB 2.0 permite a los fabricantes extraer a través del puerto. Iomega espera en cualquier caso eliminar esta contingencia en breve.

Además de esta unidad USB 2.0, Iomega planea lanzar otras versiones de la unidad en los próximos meses. Una unidad Zip 750MB FireWire Drive se lanzará este otoño al precio de 200 dólares (205,74 euros), mientras que la versión interna ATAPI estará disponible por 150 dólares (154, 31 euros) un poco más tarde.

www.iomega.com