En un principio se prevé que la placa se distribuya junto al procesador Prescott, la versión de 90 nanómetros del chip Pentium 4 que saldrá al mercado en cantidades limitadas a partir de este mes de diciembre. El presidente y CEO de Intel, Paul Otellini, ha confirmado que Grantsdale tendrá soporte para memoria DDR2 (double data rate), y para el estándar PCI Express.

La compañía de Santa Clara, California, ha decidido diseñar procesadores y chipsets para productos de sobremesa que formen parte del llamado hogar digital. Intel prevé situar el PC como eje de una casa digital, que transmita vía inalámbrica todos los contenidos digitales a los dispositivos interconectados, como televisores y otros.

El software que incluirá el chipset Grantsdale permitirá acceder al ordenador a redes inalámbricas, pero se seguirá necesitando una tarjeta wireless en el PC para utilizar esta tecnología. Intel reconoce que no todos los usuarios querrán su PC integrado con un punto de acceso inalámbrico, del mismo modo que muchos usuarios prefieren añadir tarjetas gráficas extra, pero sí que muchos estarán más satisfechos con el producto integrado.

De momento, Intel no ha desvelado qué estándar inalámbrico incorporará el chipset (802.11 a, b o g). Después de lanzar el chip Pentium M dentro de Centrino (compatible con la red 802.11b), el pasado octubre lanzó un chip dual para redes 802.11 a y b, y el año próximo quiere tener listo un chip de triple banda. El procesador para 802.11b y g empezará a enviarse a los fabricantes de PC a finales de este año.

www.intel.com