Según los datos de Gartner, a pesar de que AMD incrementó su participación en el segmento de microprocesadores en un 50 por ciento el pasado 2005, su cuota de mercado acabó situándose en un 12 por ciento. Por su parte, si bien Intel tan sólo incrementó su cuota en un 13 por ciento, ha seguido manteniendo su liderazgo con un 86 por ciento del mercado. La fuerte demanda de PC que emplean procesadores Pentium y Centrino son los principales motivos de estos resultados.

De acuerdo con las cifras aportadas por el informe de Gartner, el mercado global de semiconductores alcanzó el pasado año los 235.000 millones de dólares, un 5,7 por ciento más que el año anterior. Un incremento favorecido, sobre todo, por el crecimiento de la demanda de chips de memoria como DRAM y SRAM.

Por otro lado, la creciente demanda de chips para dispositivos como reproductores MP3 y teléfonos móviles, también está propiciando el incremento de su demanda, lo que ha llevado a Samsung Electronics ha mantener la segunda posición en este segmento de mercado.

Otras cifras aportadas por la consultora apuntan hacia el crecimiento de otras tecnologías como NAND flash, que ya alcanza el 71 por ciento de la cuota de mercado; o CMOS, los sensores de imágenes utilizados en cámaras digitales, que ya suponen el 28 por ciento. Junto a éstas, tecnologías como ASIC para reproductores de audio digitales, que ya ostenta el 14 por ciento; o ASIC, para teléfonos móviles, y que ya supone el 9 por ciento de la cuota de mercado, están experimentando considerables crecimientos que, de acuerdo con la consultora, hay que tener en cuenta.

Por áreas geográficas, Asia-Pacífico es la región donde, según Gartner, la industria de semiconductores ha experimentado mayor crecimiento, produciendo el 44,5 por ciento de los ingresos mundiales. En lo que a la región de EMEA se refiere, este segmento ha experimentado un crecimiento de un 4 por ciento.