El tan anunciado y esperado procesador Pentium 4 verá la luz el próximo día 20 de noviembre. Parece que, finalmente, Intel va a cumplir su promesa de presentarlo durante el cuarto trimestre del año.

Intel ha dado a conocer ya la fecha de lanzamiento de su procesador Pentium 4. Esta noticia, junto a la de unos resultados económicos positivos en el tercer trimestre del año, contrasta con las opiniones de analistas y expertos del sector, que han visto en los últimos retrasos del gigante de los chips y en su anuncio de beneficios inferiores a los esperados indicios de debilidad. Según Antonio Caloto, director general de Intel en España, "durante el primer trimestre de este año anunciamos que el P4 estaría listo en el cuarto trimestre. Ése era el plan y lo mantenemos".

En cuanto al descenso de las acciones de Intel, Caloto confirma que "los resultados no han sido tan buenos como se esperaba hace dos o tres meses, pero en general han sido muy positivos. Este trimestre ha habido un récord de ventas, y hay que tener en cuenta que el cuarto trimestre probablemente sea mejor.” De cara al próximo año, Caloto considera que el mercado sufrirá una importante moderación en los índices de crecimiento. "Los incrementos anuales del 22% y 25% que se venían registrando en los últimos años se verán reducidos al 10 ó 12% en 2001".

En cuanto a la posibilidad de que su competidor AMD esté aprovechando la situación para hacerse con más cuota de mercado, Caloto afirma que "las cuotas de mercado no son comparables y tampoco estamos detectando que haya fabricantes que estén adoptando AMD para el mercado de servidores."

Diversificación de mercados

Entre las causas que los expertos consideran que han provocado los fallos y retrasos que Intel está sufriendo en el área de procesadores se encuentra la ampliación de sus áreas de negocio. Pero el máximo responsable de Intel en España no está de acuerdo con esto. "El corazón de nuestro negocio y donde más facturamos es el mercado de CPU y seguirá siéndolo. Creo que la imagen de Intel se sigue manteniendo bien. Nuestras tecnologías y capacidad de fabricación siguen siendo muy importantes, y no hay que olvidar que dedicamos más de un 10% de nuestra facturación a I+D". (Más información en la página 304).