Intel amplía su gama SSD con la nueva serie 310, un SSD rápido y ultra compacto que proporciona flexibilidad, resistencia y escalabilidad para su uso en dispositivos móviles. En concreto, estas unidades ofrecen las ventajas de un SSD de Intel de rendimiento total, como el X25, en una octava parte de su tamaño, permitiendo el diseño de portátiles todo en uno con doble unidad de almacenamiento, de equipos tablet con una única unidad de almacenamiento, de equipos de sobremesa de formato pequeño (SFF) y de aplicaciones industriales o militares embebidas y resistentes.

En cuanto a sus especificaciones, contiene una memoria flash NAND de 34 nanómetros de Intel y se encuentra disponible en formato m-SATA en 40 y 80 gigabytes. Por otra parte, el SSD ofrece soporte a las señales de SATA a través de un mini conector PCI Express, para almacenamiento compacto y en la misma placa en netbooks, tablets o equipos de bolsillo con una única unidad de almacenamiento.

Lenovo ha sido una de las primeras compañías en elegir el Intel SSD serie 310 para utilizarlo en sus equipos portátiles, ya que, como señala Tom Butler, director de marketing de producto de ThinkPad en Lenovo, “el Intel SSD serie 310 nos permitirá ofrecer las ventajas de un SSD de Intel de rendimiento total, junto a la capacidad de almacenamiento de una unidad de disco duro en un sistema pequeño y con doble unidad de almacenamiento”. “Hemos utilizado las soluciones de SSD de Intel en nuestros innovadores portátiles ThinkPad de Lenovo durante tiempo, y ahora deseamos incorporar esta nueva solución a otros dispositivos”.

www.intel.es