La estrategia de Intel para su segmento de microprocesadores está encaminada a la arquitectura de 32 bits que reemplazará en un futuro a la actual en la que están basados los Pentium II, la denominada P6.

Este nuevo diseño, será incorporado en un principio en estaciones de trabajo, servidores y PC de gama alta. Entre las mejoras en cuanto a tecnología cabe destacar, la posibilidad de una mayor velocidad en la ejecución de aplicaciones de software.

El primer chip que incorporará este diseño, con nombre en clave Foster, estará listo para salir al mercado a finales del año 2000 o a principios del 2001. Intel tiene previsto incluir en este procesador un reloj de velocidad de al menos 1 GHz, y será destinado a la parte del segmento que hoy ocupan las estaciones de trabajo y servidores que incluyen Pentium II Xeon.

Al mismo tiempo, Intel presentará otro chip basado en una nueva arquitectura llamada Willinette, que será incluido en los PC de gama alta, que actualmente están basados en Pentium II. Al igual que Foster, Willimette incorporará un reloj de velocidad de 1 GHz.

Ambos microprocesadores estarán basados en la tecnología de 0,18 micras, e incluirán al menos 1 MB de caché nivel 2 integrado en la misma pastilla de silicio que el procesador. Por su parte, Foster tendrá una memoria caché más grande, lo que le permitirá distinguirse de la versión destinada a la gama alta de PC de sobremesa, y soportará asimismo, utilidades multiprocesador.

Estos planes, que coinciden con los proyectos de Intel de sacar al mercado un procesador con arquitectura de 64 bits, muestra el interés de la compañía por cubrir cada segmento del mercado, y una gama completa de procesadores.

www.intel.com