En el transcurso de una conferencia con analistas financieros, el propio CEO de Intel, Paul Otellini, ha hecho referencia a sus planes para “lanzar una nueva marca relacionada con el negocio de los ordenadores de sobremesa”. Aunque no entró en más detalles, estas palabras están relacionadas con el anuncio que el portavoz de la compañía, Scott McLaughlin, realizó hace unos días cuando comentó que Intel realizaría un gran anuncio que incumbiría a socios de la industria como Symantec.

Aunque este portavoz ha declinado hacer más comentarios tras las palabras de Otellini, algunas fuentes han pronosticado que este anuncio podría implicar la incorporación de una serie de características en la nueva marca, especialmente en lo que se refiere a la conexión de sus portátiles con tecnología inalámbrica con la marca Centrino. Seguridad, gestión y eficiencia energética son las tres áreas en las que, según IDC, Intel hará hincapié y con lo que espera revitalizar su crecimiento en el mercado de los ordenadores de sobremesa.

Según datos de esta consultora, las ventas de ordenadores de sobremesa para empresas a nivel mundial crecieron un 7,9 por ciento en 2005, con un total de 84 millones de unidades. Este año se espera que las ventas asciendan a 89 millones de unidades.