La posible guerra entre PC y NC tiene muchos puntos clave. Uno de ellos es el coste de mantenimiento de los sistemas. Con esta idea, la compañía ha desarrollado una arquitectura compuesta por diferentes elementos que reducirán dentro de un año el coste de mantenimiento de un PC en un 15 por ciento. Entre los productos anunciados sobresale LM78, un chip de monitorización del hardware que irá incluido en las placas madre de la compañía. Entre las funciones realizadas por este chip destaca la posibilidad de conocer las condiciones ambientales del PC, tales como la temperatura y el voltaje, y transmitirlas al software de gestión del sistema para su posterior diagnóstico. Junto a este anuncio por parte de Intel, la base principal en la reducción del coste de mantenimiento se centra en los sistemas con Pentium Pro que utilizan Windows NT como sistema operativo. Según Andrew Grove, presidente y CEO de Intel, esta plataforma puede beneficiarse, en cuanto a reducción de coste, de las herramientas y software de gestión. Asimismo, la compañía que dirige Andy Grove ha realizado otra serie de anuncios. Uno de ellos se refiere a que las placas madre 440FX para servidores y sistemas de sobremesa soportarán LANDesk Management Suite y memoria ECC de correción de errores.