Según las pruebas realizadas por los laboratorios de Nortel, los portátiles con procesador Centrino de Intel pueden experimentar fallos y caídas de sistema en Windows XP al hacerlos funcionar en una red privada virtual (VPN). Este fallo que ha detectado Nortel reside, al parecer, en el software PROSet que incluye la arquitectura Centrino y que permite cambiar automáticamente de una red inalámbrica a una red cableada.

Nortel ha desarrollado una solución al problema, que consiste en desinstalar los controladores PROSet, lo que permitirá al cliente operar con Centrino pero sin esa capacidad del software, que controla los perfiles wireless LAN, el roaming y la conectividad de red.

La caída del sistema operativo parece suceder únicamente con la versión 855GM del controlador de memoria gráfica y energía, sin embargo Intel ha procedido a eliminar ese componente de software en la gama de Centrino para portátiles. Según el fabricante, el fallo de los Centrino tenía lugar cuando se conectaba a una VPN utilizando portátiles clónicos y con hardware de conectividad de terceros fabricantes.

www.intel.com