Intel ha actualizado su línea de procesadores para servidores con nuevos chips y chipsets Xeon dirigidos a servidores de dos procesadores y estaciones de trabajo, principalmente de gama baja.

Por una parte, Intel lanza cuatro nuevos procesadores Xeon basados en tecnología de 0,13 micras, que permitirá alcanzar velocidades de hasta 2,8 GHz. Además, presenta tres nuevos chipsets y cinco diseños para servidores para los procesadores Xeon, todo ello con la intención de impulsar la adopción de este chip.

Los nuevos modelos Xeon alcanzarán velocidades de 2,8, 2,6, 2,4 y 2 GHz con un bus frontal de 533 MHz. Su precio irá de 198 dólares (195,71 euros) a 455 dólares (449,74 euros) por unidad en cantidades de mil unidades.

Por su parte, los chipsets anunciados son el modelo E7501 para servidores con dos procesadores, el E705 para estaciones de trabajo, también biprocesador, y el E7501, para estaciones de trabajo de un solo procesador. Estos dos últimos soportan el estandar USB 2.0 y AGP 8x.

En lo que se refiere a los cinco diseños para servidores, pretenden facilitar la implantación de la plataforma Xeon en pequeños fabricantes y socios de distribución de Intel.

Dos de estos diseños se darán a conocer en breve, mientras que los otros tres están previstos para principios de este año.

Con estos lanzamientos Intel pretende competir con los procesadores de IBM, HP y Sun para el mercado de servidores de gama baja. En este sentido, frente a la plataforma RISC (Reduced Instruction Set Computing) de 64 bits de sus rivales, cuyos chips disponen de algunas sofisticadas características, Intel pretende atacar el mercado con su experiencia en el proceso de fabricación y un amplio soporte por parte de la industria para reducir el coste de los servidores basados en sus procesadores. De ahí que Dataquest, por ejemplo, prevea que los servidores con procesadores Intel superen por primera vez en facturación a los RISC en 2003.

Tel: 914 329 090

www.intel.com

www.dataquest.com