Como en los últimos modelos de Intel, el nuevo Pentium 4 dispone de un bus frontal de 800 MHz, y soporta la tecnología Hyperthreading, que sirve para poder manejar varias instrucciones al mismo tiempo.

Con este último modelo, Intel reafirma su estrategia de ampliar las funciones de sus procesadores como prioridad cada vez que lanza una nueva versión de Pentium. En años anteriores, Intel prefería potenciar la velocidad del núcleo del procesador Northwood a frecuencias más altas, algo que ha cambiado en beneficio de incluir más funciones en sus procesadores (como Hyperthreading o bus frontal con más capacidad).

El procesador Pentium 4 a 3.2 GHz será la punta de lanza de Intel hasta el lanzamiento de Prescott, que será su primer procesador con tecnología de 90 nanómetros y verá la luz a finales de este año.

Intel ya ha comenzado a distribuir este nuevo procesador a fabricantes de sistemas, a un precio de 637 dólares por cada mil unidades.

www.intel.com