Cuando se lancen, en algún momento de 2009 ó 2010, los primeros chips con nombre en código Larrabee tendrán muchos núcleos de procesador x86 y soportarán OpenGL y DirectX, según ha confirmado Intel. Esto permitirá ejecutar aplicaciones que requieran mucha potencia, por ejemplo juegos con grandes demandas gráficas y software que necesite realizar múltiples cálculos en paralelo, como el utilizado por los sectores de finanzas, investigaciones académicas o industria.

Intel está invirtiendo grandes sumas de dinero en esta nueva generación de microprocesadores de “múltiples núcleos”, que, según la industria, podrían ser entre 16 y 48. Intel, sin confirmar nada, ha explicado a los medios cómo sería el rendimiento de estos chips según modelos de 8 y 48 núcleos. El objetivo de la compañía es ofrecer capacidades de procesamiento gráfico con un chipset basado en x86. Con esta nueva generación, Intel entraría en competencia con los procesadores gráficos Nvidia y AMD.

Los núcleos de Larrabee estarán basados en el diseño de los núcleos para Pentium, con mejoras como una amplia unidad de procesamiento vectorial, extensiones de 64-bit, multi-threading, y pre-fetching. El chip también tendrá co-procesadores dedicados para gestionar funciones gráficas específicas, como texturas.