Si la anterior edición del foro de desarrolladores de Intel centraba su atención en las tecnologías digitales domésticas, en la última convocatoria del evento semestral se ha ratificado la conveniencia de centrarse en el desarrollo de la informática de procesos paralelos.

La última edición del IDF (Intel Developer Forum) fue i­naugurada por Paul Otellini, presidente y COO de Intel, quien se refirió a “centrarse en el desarrollo de procesos paralelos en sus futuros productos” como principal objetivo del evento. Informa Maria Luisa Melo desde San Francisco.

Pese a los “duros tiempos” a los que se refirió Pat Gelsinger, vicepresidente y CTO de Intel durante el discurso de inauguración, a tenor de los retrasos y fallos imprevistos en sus productos, así como a la actualización a la baja de sus previsiones de facturación para el tercer trimestre del año, el mensaje que ha querido transmitir la compañía es de futuro. Y es que más allá de la era de la convergencia, protagonista el pasado año, “el próximo paso es la informática de procesos paralelos”. Así lo confirmó Paul Otellini, presidente y COO de Intel, durante su discurso de apertura en el Moscone Center de la ciudad de San Francisco ante un foro de casi 5.000 ingenieros, programadores y desarrolladores, en el que aprovechó para enunciar el “fin de la era del megahercio”, atendiendo al interés de la compañía por ampliar su foco de atención más allá de la mera velocidad a la mejora en el rendimiento.

Bajo una estrategia tecnológica basada en “la informática de procesos paralelos”, en la que confluyen desde procesadores de múltiples núcleos hasta tecnología de virtualización, pasando por el mantenimiento de su tecnología hyper-threading y la tecnología móvil Intel Centrino, Otellini ofreció algunos datos de los nuevos procesadores multinúcleo que ya anunciara mundialmente a lo largo del pasado mes de mayo. Yonah es el nombre en clave con el que el fabricante ha decidido denominar el nuevo chip de doble núcleo para portátiles, servidores y ordenadores de sobremesa, que estará disponible en el mercado en 2005.

Con un cierto halo de misterio y sin aportar demasiados detalles, que parecen reservarse para las próximas semanas, Intel aprovechó el evento para mostrar uno de los procesadores con múltiples núcleos. Bajo el nombre en código Montecito, dispone de más de 1.700 millones de transistores y 24 megabytes de memoria caché y estará disponible en el mercado a lo largo del próximo año, al igual que Smithfield, el procesador de doble núcleo para ordenadores de sobremesa. En cuanto a las perspectivas de negocio, el presidente y COO de Intel ha confirmado que “alrededor del 75% de las ventas de chips para portátiles y servidores que se registrarán en 2006 corresponderá a procesadores de múltiples núcleos”.

Futuros activos tecnológicos

Con ánimo de mejorar las capacidades de los chips, y teniendo en cuenta, según ha destacado Otellini, que “el 80% de los presupuestos del departamento de Tecnologías de la Información de una empresa se destina al manejo y gestión de los activos que dispone y no al desarrollo y la implementación de soluciones innovadoras que mejoren la productividad y la eficiencia de los trabajadores”, Intel ha apostado por la inclusión de una serie de novedades en su diseño. Tal es el caso de la tecnología Intel Active Management Technology (IAMT), desarrollada específicamente para el manejo de información en diversas plataformas, que van desde agendas electrónicas de mano o smart phones hasta servidores, y que reduce lo que Otellini describía como “el dilema de la gestión”.

Con el bagaje de haber lanzando hace varios años la tecnología hyper-threading y la tecnología móvil Intel Centrino, “que se ha convertido en estándar en las plataformas tecnológicas en la actualidad”, en palabras de Bill Siu, vicepresidente y director general del grupo de plataformas de sobremesa de Intel, el fabricante busca ir un poco más allá incluyendo en el diseño de sus procesadores de múltiple núcleo la tecnología de virtualizacion “Vanderpool” (VT) y la de seguridad, conocida como “LaGrande”. La primera de ellas permitirá operar de forma simultánea entre diferentes aplicaciones y sistemas operativos, reduciendo problemas de operatividad, mientras que la tecnología LaGrande (LT) ayudará a evitar el acceso a información crítica y corporativa por parte de piratas informáticos. Estas tecnologías no se incluirán en los futuros procesadores de Intel hasta que Microsoft presente oficialmente su nuevo sistema operativo, Longhorn, que se espera esté disponible en 2006.

Próximos lanzamientos

Por otro lado, el fabricante ha adelantado los principales detalles técnicos de su nuevo procesador inalámbrico de banda ancha para productos WiMAX, con nombre en código Rosedale, que permitirá el acceso inalámbrico a Internet de alta velocidad y larga distancia para hogares y empresas. Además de los avances efectuados en hogar digital por Intel, también han tenido cabida en su foro de desarrolladores los próximos productos que incluyen tecnología móvil Intel Centrino, Sonoma y la conocida con el nombre en código Napa.

“Queremos ser una compañía de plataformas tecnológicas”

------------------------------------------------------------------------------------

Si bien en otras ediciones Intel había aprovechado para avanzar sus últimas novedades y futuros lanzamientos en productos, IDF Fall 2004 ha sido el escaparate perfecto para, sin desatender los anuncios en materia de nuevas soluciones, ratificar su política de negocio. Y es que a nadie se le escapa que los últimos retrasos e imprecisiones en los lanzamientos de productos han podido hacer mella en la visión mundial de un fabricante que, además, ha revisado a la baja sus previsiones de facturación para el tercer trimestre del año, previendo un descenso del 5%, lo que supondrá entre 8.300 y 8.600 millones de dólares.

En esta línea, Kevin M. Corbett, vicepresidente y CTO del grupo de plataformas de sobremesa de Intel, ha querido ser cauto y reflejar la intención de Intel de convertirse en un “fabricante de plataformas, ya que buscamos desarrollar y suministrar soluciones completas e integradas para el usuario final”.

Asimismo, uno de los mensajes que quiso subrayar Corbett es la “relevancia del proceso de transición de chips con una sola unidad de procesamiento hasta procesadores de múltiples núcleos, que ya comenzó con la tecnología hyper-threading. Y es que si hablamos de mejoras en rendimiento, fiabilidad y velocidad, hablamos de procesadores de múltiples núcleos, con lo que el mensaje que tenemos para el mercado de software que desarrollen soluciones que incluyan la nueva generación de procesadores”.

En cuanto a los chips con dos unidades de procesamiento que recientemente ha lanzado AMD, director competidor de Intel, Corbett no ha querido entrar en comparaciones a nivel técnico, si bien ha subrayado que “nuestros chips de próxima generación responden a una expectativa de cambio global, que se traduce en seguir la dirección del mercado de la informática a nivel