Intel ha abierto su primera fábrica de producción de microprocesadores de 0,25 micras en Europa como parte de su plan para convertir totalmente su producción de microprocesadores a esta nueva tecnología.

La nueva fábrica, llamada Fab 14, se encuentra a las afueras de Dublín, en Leixlip, Irlanda y producirá avanzados microprocesadores tales como Pentium II, Pentium II Xeon y Celeron, según afirman fuentes de la compañía. Construir y equipar esta fábrica costará a Intel alrededor de 1.300 millones de dólares, unos 195.000 millones de pesetas.

La empresa también ha anunciado que utilizará la tecnología de 0,25 micras para construir microprocesadores en su fábrica Fab 10, que actualmente produce una gran variedad de chips utilizando la tecnología de 0,6 micras. La conversión a la nueva tecnología se espera que cueste varios cientos de millones de dólares y se completará a finales de 1999.