PC World España ha sido uno de los pocos medios especializados del mundo en conocer in situ los detalles en profundidad acerca de la recién liberada Beta 2 de Office System 2007, presentada hace tan sólo unas semanas por los propios jefes de desarrollo de las diferentes aplicaciones.

Este año es uno de los más importantes de los últimos tiempos para Microsoft, ya que durante 2006 finalizarán los desarrollos de sus productos más conocidos y utilizados: Windows Vista y Office System 2007.

Aunque ambos serán liberados simultáneamente para el mercado de consumo (en el primer trimestre de 2007 si se cumplen las previsiones), lo cierto es que Office se encuentra en una fase muy avanzada.

Si hace unos meses podíamos analizar la Beta 1 de Office (PC World número 228, febrero de 2006), lo cierto es que durante la presentación de esta Beta 2 hemos podido conocer un gran número de detalles adicionales de la nueva suite de aplicaciones para la oficina de Microsoft, ya que durante las dos jornadas de presentación se repasaron los pormenores del resto de elementos que lo integran, como los servidores y servicios de la parte más organizativa de la suite (las herramientas de servidor).

Después de presenciar este estreno hemos podido apreciar que Office System está permanentemente adaptándose a las necesidades del día a día, ya que las demandas en el mercado en la ofimática actual no son ni parecidas a las que había hace tan solo 4 ó 5 años, por lo que es necesario reciclar el producto rápidamente a las nuevas metodologías que adoptan los negocios actuales.

Steven Sinofsky, recientemente nombrado vicepresidente senior de Windows y Windows Live, acudió a la presentación en calidad de ex mandatario de la parte de Office (de la que ha sido responsable durante todo el desarrollo de la suite). Según Sinofsky, esta nueva versión nace con la misma esencia que las anteriores, es decir, aumentar el índice de productividad del cliente. No obstante, la principal diferencia es que ahora se han tenido mucho más en cuenta las necesidades de los clientes que han utilizado Office durante estos años, dando como resultado un entorno mucho más orientado a los resultados, de tal forma que sea posible crear documentos más impactantes de un modo más directo y visual, lo que hace de Office una herramienta perfecta para plasmar todo tipo de ideas de un modo mucho más comunicativo.

Un claro ejemplo de esto es la integración de gráficos inteligentes IGX en las aplicaciones más utilizadas de la suite, que permiten plasmar de un modo muy visual y dinámico todo tipo de información.

Nueva interfaz de usuario

Sin duda, la novedad más importante que traerá consigo Office 2007 es la interfaz de usuario, mucho más organizada y concisa, que permite obtener el máximo rendimiento de las aplicaciones más veteranas, en las que se han ido acumulando cada vez más herramientas, dando como resultado entornos complicados de gestionar y aprovechar.

Esta nueva interfaz desvela una barra de herramientas mucho más visual, perfectamente categorizada, que permite estructurar de una forma más sencilla las utilidades de cada aplicación.

El concepto, denominado The Ribbon, supone, según Microsoft, un nuevo método de comunicación con el usuario, más eficiente, que permitirá sacar el máximo partido a las aplicaciones en menos tiempo. La principal consecuencia de The Ribbon es un entorno totalmente orientado a los datos, diseñado desde su inicio para provocar un impacto más contundente en los resultados.

A nivel descriptivo, la barra de herramientas The Ribbon es un compendio de tecnologías que actúan a favor del usuario, ofreciendo una experiencia mucho más rica y potente, ya que permite resaltar en todo momento las utilidades más interesantes dependiendo del tipo de menú en el que nos encontremos.

Una de las demandas que ha recogido Microsoft por parte de sus clientes es la posibilidad de personalizar cada aplicación, poniendo en un lugar preferente las principales herramientas que más utilizan. Esta demanda está representada en la nueva barra de herramientas Quick Access Toolbar, que permite a cada usuario colocar en lugar preferente las herramientas que más utiliza, con el fin de acceder a ellas de forma directa. También es posible activar la función Key Tips, que muestra la combinación de teclas mediante las cuales se accede a cada herramienta de la aplicación. Del mismo modo se ha introducido el botón de Office en la parte superior izquierda de cada programa, que aglutina los aspectos generales que afectan cada aplicación a nivel global (como la configuración de preferencias, por ejemplo).

No obstante, una de las desventajas que se asocian a la nueva versión es que The Ribbon no esté presente en todo el catálogo de programas que componen Office System (únicamente la incorporan Word, Excel, PowerPoint y Access), lo que puede provocar un distanciamiento entre estas aplicaciones y el resto (como OneNote o InfoPath, por ejemplo). No obstante, según Jensen Harris, jefe de programación del nuevo interfaz, esto es debido a que Word, Excel y Access son aplicaciones más veteranas (llevan 20 años de vida aproximadamente) y han ido acumulando un elevado número de funcionalidades, mientras que el resto de integrantes de Office, como Infopath o OneNote, han aparecido recientemente y no necesitan de un interfaz tan avanzado.

Constante reciclaje

Una de las principales razones por las que Microsoft va a actualizar su entorno Office System es la imperiosa necesidad de adaptarse a los nuevos retos que se plantean en los negocios de hoy en día, ya que el mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados, y las necesidades crecen a medida que surgen nuevos métodos de comunicación, nuevas oportunidades de negocio o la ineludible adaptación a los estándares de la industria, por citar algunos ejemplos. Por lo tanto, uno de los requerimientos que ha de abordar Office 2007 es la adopción de todos esos cambios producidos en el mercado y que puedan afectar a los clientes de la aplicación.

En este sentido, una de las demandas más repetidas por parte de los usuarios ha sido la integración, en las herramientas cliente, de métodos optimizados para la publicación de entradas en blogs, con el fin de trabajar con cualquier aplicación de la suite y que ésta sea compatible con uno o varios servicios de blogs a los que pueda estar suscrito el usuario. Por este motivo, Office 2007 trae consigo una gran integración en este aspecto, ya que permite generar contenidos para blogs (con un formato definido) para su posterior publicación. No obstante esta característica no es compatible con todos los servicios de blogs que existen en Internet, sino que deberán cumplir una serie de directrices estandarizadas ajenas a Microsoft.

Asimismo, otra de las demandas que los usuarios habituales de Office verán con buenos ojos es la compatibilidad con los sistemas de intercambio de información mediante RSS (Really Simple Syndication o sindicación realmente sencilla) a través de la utilidad de recepción de información por excelencia dentro de Office: el cliente de correo Outlook, que tendrá una carpeta habilitada para la gestión de los RSS a los que el cliente esté suscrito.

Entorno de colaboración

Además de lo anteriormente comentado, si hay un eje común que une a todas las versiones de Office es su capacidad para fomentar e