Con esta partición de Informix, el consejero delegado para España y Portugal, Christian Barrios, espera triplicar los beneficios de la compañía, pese a que "el 75% de las ventas viene de Informix Software en concepto de tecnología, herramientas y todo lo relacionado con comunicaciones y conectividad; mientras que la división de aplicativos sólo supondrá un 25% del total". Sin embargo el caso español muestra una cara diferente al resto de los mercados: "En España el tema es distinto y aquí el 60% vendrá de la división de soluciones y el resto en software", ha añadido Barrios al referirse al mercado español. No obstante, Informix potenciará todavía más la nueva división creada, vendiéndose soluciones para cualquier base de datos, ya sea de IBM, Oracle o de la propia casa.

Para evitar especulaciones con la división de la compañía, Barrios ha comentado que no se trata de una reparto para poder vender una parte de la misma. Barrios ha aclarado que, entre otras cosas, "las leyes estadounidenses prohiben vender una empresa durante los primeros dos años de su partición". Uno de los motivos que han propiciado la separación es el lento crecimiento del sector de la tecnología, entre un 5 y un 7% anual, frente al 1000% del e-business intelligence.

Barrios espera que durante el próximo ejercicio, en España y Portugal, se alcancen los 2.000 millones de pesetas en ventas.

INFORMIX

www.informix.com