El estudio en cuestión se ha llevado a cabo en 5 establecimientos de la marca Columbus Café, situados en París. Los datos de utilización se recogieron gracias al sistema establecido por free-hotspot.com, para facilitar el sistema de publicidad on-line de la empresa mediante los datos de los usuarios anónimos.

Las estadísticas arrojaron que los terminales Wi-Fi gratuitos atrajeron, por término medio, una decena de usuarios al día durante la semana y 7 al día cada fin de semana. Mientras que los terminales Wi-Fi representan tan sólo un coste de inversión anual en torno a los 25 euros al mes de suscripción ADSL, resulta una estimación de 3 euros por persona.

En términos generales, del estudio se desprende que un terminal Wi-Fi gratuito atrae a nuevos clientes en los cafés (entre 9 y 10 usuarios por terminal al día). Por otro lado, el tiempo medio de conexión de cada usuario a Internet inalámbrico es de casi 1 hora y media. Además, se utilizan casi todos los terminales durante las horas de trabajo, con un 97 por ciento de los clientes usándolo en dicha franja menos del 3 por ciento desde las 20 horas a 6 horas.

Joe Brunoli, vice presidente de desarrollo de HotSpot, ha señalado que “este estudio indica que es más rentable para el propietario instalar un terminal gratuito que un terminal de pago”.