Se trata de una impresora BN que reproduce hasta 256 tonos de grises. Además cuenta con la función Refinamiento Automático de Imagen (AIR), exclusivo de Canon, con el fin de suavizar los bordes del texto y de los gráficos. Dirigida a empresas que buscan funcionalidad y calidad, por un precio de 139.000 pesetas (836,15 euros) más IVA, incorpora dos puertos paralelos, que permiten compartir la impresora entre dos PC sin necesidad de conectarla en red, pero si el usuario desea este tipo de conexión, se puede realizar a través de un servidor de impresión AXIS, también de forma opcional se puede adquirir un adaptador USB. Asimismo, LBP-1000 cuenta con una memoria RAM de 4 MB ampliable a 36 MB, con un cassette frontal para 250 hojas, una bandeja multipropósito de 100 hojas y otro cassette opcional para otras 250 hojas. La última impresora láser de Canon posee otras características de interés como un peso de 8,5 kilos o el tiempo de salida de la primera página inferior a 16 segundos.

LBP-1000 es compatible con los sistemas operativos Windows 95, 98 y NT 4.0 y OS/2.

CANON

www.canon.es