El ingeniero ecuatoriano Inty Gronneberg ha diseñado un innovador sistema tecnológico mediante el cual pretende impedir la llegada de plástico al océano.

Las islas Galápagos será el primer ecosistema en probar el sistema de Gronneberg, ya que el ingeniero ha firmado un acuerdo con el gobierno de Ecuador para empezar a probar su tecnología en dos ríos del país.

El joven, que vive en Inglaterra desde hace cinco años, estudia un doctorado en el Instituto de Tecnología Geográfica. Además, fue galardonado como Inventor del Año 2018 en América Latina por la revista MIT Technology Review.

Su primer premio también tenía como finalidad el cuidado del medio ambiente: el ecuatoriano diseñó unas turbinas capaces de almacenar hasta 80 toneladas diarias de basura de plásticos alojada en ríos y mares.

El sistema Azure pretende acabar con el plástico en los océanos

Gronneberg ha bautizado su diseño como “sistema Azure”. Esta tecnología utiliza sistemas de flotación con una geometría especial que además de retener el plástico lo direcciona hacia las orillas.

Por desgracia, este es un problema mundial: cada vez hay más basura en los océanos. Cuando decimos basura, nos referimos a plásticos, desechos de todo tipo y residuos tóxicos. Como puedes imaginar, este es un problema que está afectando a una gran cantidad de especies.

De los más de ocho millones de toneladas de basura que cada año acaban en el océano (has leído bien: ocho millones de toneladas), se calcula que entre un 60 y un 80 % son plásticos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente nos advierte de que si mantenemos el mismo ritmo, en el año 2050 los ecosistemas marinos tendrán más plástico que peces.

Y ahí no acaba todo, ya que son ya más de 600 especies marinas las que se han visto afectadas por este problema; cada segundo se arrojan 200 kilos de basura al mar; o en el 2004 se descubrió que los mares contienen seis veces más plástico que plancton, entre otras muchas cosas. 

Si quieres contribuir en tu día a día a acabar con las muertes de cientos de animales y con la destrucción de ecosistemas marinos por culpa del plástico, puedes echarle un vistazo a la guía de Greenpeace, Un millón de acciones contra el plástico, haciendo clic en el enlace.

Gronneberg nos demuestra con su sistema Azure, que la tecnología puede ser usada para varios fines, entre los que también se encuentra el cuidado del medio ambiente.