Bridgemar Services está tratando de convertir IMesh en un servicio de descarga legal, tras la demanda interpuesta contra ellos por la industria discográfica de Estados Unidos. El acuerdo con Sony BMG representa un significativo y positivo giro para el futuro del P2P legítimo, tal y como se apunta desde la firma.

Varias compañías discográficas representadas por la Asociación de la Industria Discográfica de América (RIAA) demandaron a IMesh por violar el derecho de autor en septiembre de 2003, como parte de la lucha que lleva a cabo esta asociación contra los servicios que comparten archivos ilegales. Aunque IMesh fue obligada a pagar 4,1 millones de dólares, se le permitió continuar operativa mientras ponía en marcha un nuevo servicio.

El próximo servicio comercial de IMesh ofrecerá contenidos autorizados a través de descargas individuales y a través de una tarifa plana de suscripción que cubrirá descargas ilimitadas. Además, ofrecerá acceso a contenidos de redes para compartir archivos tales como Gnutella.

www.imesh.com