La compañía sueca Industrial & Financial System (IFS) ha abierto oficinas en nuestro país con el objetivo de "plantar cara a los gigantes del sector" de las aplicaciones empresariales. Su director general para España, Luis Llopis, afirma que "queremos dar batalla en el mercado español, aunque nuestro primer objetivo es darnos a conocer".

IFS ofrece aplicaciones escalables de ERP orientadas a medianas y grandes empresas. Actualmente dispone de módulos específicos para las áreas de finanzas, producción, marketing, ventas, distribución y logística, entre otras.

Su producto más reciente es un paquete para la gestión y administración de los negocios en el ciberespacio, "un mercado en el que queremos posicionarnos de forma sólida".

Presente en 41 países y con una facturación corporativa de 50.000 millones de pesetas en 1999, IFS tiene unos "objetivos muy ambiciosos para el mercado español", según Llopis. Aunque de momento no proporciona datos concretos, tiene previsto establecer alianzas sectoriales y geográficas. Entre sus primeros proyectos se encuentra el emprendido por la Comunidad de Madrid con la colaboración de Madritel y la Cámara de Comercio, en el que participa IFS, para fomentar el uso de Internet en las empresas.