Las cuatro compañías han afirmado que planean reunir recursos para añadir nuevas características a Linux desde el punto de vista de los negocios que pretenden utilizar este sistema.

Lisa Sanpery, portavoz de IBM, ha explicado que las cuatro compañías han visto como numerosos clientes de la región Asia-Pacífico han preguntado por Linux y cómo incorporarlo dentro de sus servidores. Antes de que pueda llegar este momento, los clientes quieren comprobar su nivel de utilidad y escalabilidad, así como otras características que puedan permitir al sistema Linux servir mejor a la informática.

Trabajando con NEC, Fujitsu e Hitachi, ambas con base en Japón, IBM espera poder realizar las mejoras necesarias en un ciclo de desarrollo más dinámico.

"así es como nuestra compañía siente que puede distribuir más tecnología a sus clientes y de una forma más rápida", afirmó Sanpery.

Las cuatro empresas van a trabajar con la comunidad Linux, con el fin de desarrollar varios proyectos de código abierto.