IBM ha hecho pública su intención de retomar un mercado que dejó hace tiempo: las impresoras. Una vez finalizado el acuerdo que la compañía firmó con Lexmark en 1991 en el que existía un principio de no competencia, IBM comercializará cuatro modelos de impresoras láser, tres de ellas en blanco y negro y una en color. El nombre de la familia de impresoras será Network Printer, una serie de dispositivos preparados para operar en red. Ésta es una de las características fundamentales de los equipos de impresión de IBM que soportarán los principales protocolos de red, tales como Ethernet, Token Ring, TCP/IP, IPX, NetBIOS, SNMP y AppleTalk, y ofrecen una serie de controladores para varios sistemas operativos como MacOS, OS/2, HP-UX, Solaris y Windows 95. Asimismo, incorporan diferentes lenguajes como PCL5E, lenguajes PostScript de Adobe y AFP/IPDS de IBM. Los modelos en blanco y negro tendrán la misma resolución (600 x 600 puntos por pulgada), mientras que la variante que cambia es la velocidad que oscila entre 12 y 24 páginas por minuto (ppm). La impresora en color, denominada Network Color Printer, tendrá una velocidad de 3 ppm.

La fecha de disponibilidad en España aún no ha sido fijada, aunque fuentes de IBM en nuestro país han confirmado la aparición de estos cuatro modelos.