Debido a una reducción en la demanda de semiconductores, IBM ha dado a conocer su intención de eliminar 1.000 puestos de trabajo en el área de microelectrónica, principalmente en las fábricas de Burlington, Endicott y East Fishkill. Según el portavoz de IBM Bill O´Leary, la reestructuración afectará también a cargos directivos y a algunos de los trabajadores se les dará la oportunidad de recolocarse en otras divisiones de la compañía.

La debilidad del mercado de los semiconductores fue una de las causas aducidas por IBM al dar a conocer sus resultados del tercer trimestre de 2001, periodo en el que sus ingresos descendieron un 17%.

En nuestro país, no se espera una repercusión de esta medida de reducción de costes, ya que no existe infraestructura de producción de microelectrónica.

En contraste con esta medida de recorte de plantilla, IBM ha contratado durante el presente año a 27.000 trabajadores y continúa con sus planes de construir una nueva fábrica de chips en East Fishkill, que se prevé entre en plena producción durante el primer trimestre de 2003.

www.ibm.es