Computación autosuficiente es un término que se está empezando a escuchar mucho últimamente en diversos ámbitos. La filosofía que subyace bajo esta expresión es la de los sistemas computacionales (hardware y software) que son capaces de adaptarse a su entorno, aprender, auto-arreglarse y tomar decisiones por sí mismos dentro de sus ámbitos especializados de trabajo.

En esta línea de investigación IBM presentó recientemente un kit para desarrolladores llamado Autonomic Computing Toolkit. El paquete está basado en el entorno de desarrollo abierto Eclipse, trabaja sobre la plataforma de desarrollo de IBM y está diseñado para ayudar a los programadores a crear elementos autosuficientes en sus aplicaciones. En la página web de IBM dedicada a esta disciplina (www.ibm.com/autonomic) podremos encontrar abundante documentación, escenarios de uso, herramientas y componentes que nos servirán de mucha ayuda.

Dentro del Toolkit podemos distinguir cuatro partes diferenciadas: el motor de gestión de autonomía (vigila las aplicaciones y decide qué se puede hacer para corregir problemas en ellas), la consola integrada (para controlar de manera centralizada la infraestructura TI de una empresa), las tecnologías de determinación de problemas (que habilitan el intercambio de eventos e informaciones), y las tecnologías de distribución e instalación. Estos componentes funcionan bajo plataformas Windows, Linux y AIX.