La división de Sistemas de Almacenamiento de IBM recibirá 500 millones de dólares (cerca de 60.000 millones de pesetas) en concepto de inversión.

Esta cantidad se destinará al aumento de los volúmenes de fabricación de sistemas de almacenamiento para equipos informáticos.

La razón que ha motivado esta inyección económica es la creciente demanda de este tipo de tecnología por parte de fabricantes, integradores de sistemas y distribuidores de aplicaciones.

La compañía espera que en 1998 se produzcan los primeros frutos con un aumento del 60 por ciento en la capacidad de fabricación.

Por el momento, tres centros verán aumentados sus índices de producción: San José (California), Szekesfehervar (Hungría) y Guadalajara (Méjico).

Las plantas del Lejano Oriente, por su parte, ampliarán su capacidad de montaje.

La inversión afectará al catálogo tecnológico que posee IBM, donde sobresalen soluciones como la arquitectura de almacenamiento en serie, así como la tecnología Array.