Las dos cooperarán en la creación del chasis y los sistemas blade, así como en las soluciones de gestión de este tipo de máquinas y su infraestructura de red con el objetivo de hacer frente a su principal competidor en este terreno, HP.

Como han comunicado ambas compañías, IBM brindará su experiencia en el diseño de sistemas, de la arquitectura y del software, mientras Intel proporcionará sus conocimientos en la construcción de bloques que incluyan procesadores para empresas, chipsets, silicio de comunicaciones y la optimización de soluciones de software. Enmarcada en este acuerdo se encuentra la intención de ambas compañías de crear productos diseñados para proporcionar un mayor rendimiento y nuevas prestaciones de seguridad con un coste total de propiedad bajo. Estas máquinas incorporarán procesadores Intel como los Xeon y los Xeon MP, y en el futuro los chips Itanium 2.

Los clientes podrán utilizar estos servidores blade para aplicaciones de comercio electrónico, firewalls, clusters, correo electrónico y otras aplicaciones corporativas. Según los analistas, la utilización de servidores blade permite a las compañías reducir sus costes ahorrando espacio, mejorando la gestión de los sistemas, simplificando el abastecimiento e incrementando la seguridad.

IBM ya había estado trabajando en su propia oferta blade y tiene previsto lanzar un sistema en el tercer trimestre basado en los chips Xeon de Intel a 2.4GHz, aunque los futuros servidores de la compañía, fruto del acuerdo con Intel que ahora se anuncia, tendrán menos tecnología del Gigante Azul. Los futuros servidores blade de IBM e Intel podrá ejecutar aplicaciones como Microsoft Exchange y software de e-business como el de SAP AG.