El pupitre, denominado KidSmart, está diseñado para niños entre 3 y 6 años, y ofrece a los niños hospitalizados que, pese a su enfermedad, puedan continuar con sus actividades de aprendizaje y de ocio.

El ordenador, insertado dentro de un banco que permite el uso simultáneo de dos niños, tiene instalado un software educativo recomendado para esta primera etapa de aprendizaje y con el que los niños pueden aprender matemáticas, ciencias o crear cuentos animados, en función de su edad. Además, está protegido para que no suponga ningún riesgo para los niños.

Estos pupitres se instalarán en las áreas de juego de las unidades de oncología pediátrica en hospitales de Madrid (3), Valencia, Málaga, Granada, Santiago de Compostela, Valladolid, Cantabria, Córdoba, Zaragoza y Barcelona.

www.todocancer.org