Con el MXT, IBM se sitúa en un punto de inflexión en el ámbito de los servidores empresariales y plataformas de Internet. Aunque inicialmente el sistema solamente se integra en servidores estándar basados en procesadores de Intel, en un futuro podrá adaptarse a toda clase de ordenadores. Esta tecnología permitiría a las empresas ahorrar grandes cantidades de dinero. Esta solución está basada en un dispositivo electrónico que almacena automáticamente todos los datos e instrucciones manejadas por los procesadores centrales del ordenador, de forma que se facilite el acceso de forma inmediata a la información pero sin necesidad de usar los procesadores. Datos e instrucciones menos utilizados serán comprimidos y almacenados en memoria, no en disco, incrementándose en más de un 200% la capacidad de memoria y la potencia global del sistema. MXT incorpora un caché diseñado para gestionar eficazmente los datos e instrucciones en el chip controlador de memoria. Esta operación se realiza mediante la condensación de algoritmos y su propia morfología, basada en millones de transistores de tamaño microscópico. Los datos comprimidos pueden ser recuperados íntegramente en décimas de segundo. Según la compañía, las primeras estimaciones apuntan a un ahorro de 250.000 dólares para un bastidor de 32 servidores bi-procesador.

En un futuro, la tecnología se adaptará a ordenadores de sobremesa.

IBM

Tel:900 100 400

www.ibm.es