Este nuevo estándar está especialmente diseñado para ayudar a todos aquellos usuarios, como fabricantes y almacenes, que utilicen RFID para obtener información, almacenarla y compartirla para mejorar sus procesos de negocio.

Según la información facilitada, el estándar está basado en EPICS (Electronic Product Code Information Services) para el intercambio y obtención de datos RFID. En este sentido, cabe mencionar que tanto IBM como T3Ci forman parte del EPCglobal EPCIS Working Group, cuyo objetivo es crear interfaces comunes entre las aplicaciones RFID para permitir a los usuarios de esta tecnología intercambiar y facilitar datos RFID independientemente de la aplicación por la que se hayan obtenido o almacenado. Por eso, las implicadas consideran que este nuevo desarrollo será de especial utilidad para las cadenas de suministro, al permitirles obtener un gran volumen de datos e intercambiarlos con mayor comodidad con sus socios de negocio.

Hasta ahora, estos grandes almacenes podían facilitar a los fabricantes grandes cantidades de datos gracias a los productos marcados con etiquetas RFID pero no había una manera simple y común para que los fabricantes pudieran clasificar esta información para mejorar la introducción de productos, promociones y distribución. Así, esta nueva tecnología basada en los nuevos estándares EPICS ofrecerá a estas organizaciones datos RFID casi en tiempo real, de manera que podrán acceder, según sus promotores, a la información que necesiten en el momento preciso.