Aunque el gigante azul lleva más de 40 años trabajando en la impresión de documentos, esto ha sido posible gracias a la multitud de acuerdos con compañías especializadas en impresión, y donde el papel de IBM ha sido para desarrollar los controladores. De este modo, mientras las máquinas provienen de fabricantes de renombre como Ricoh, Lexmark o Hitachi (en función de la impresora que se desarrolle, su velocidad, etc.), IBM desarrolla un software que añade valor añadido a las impresoras.

Según Benoit Chatelard, director de impresión de producción en IBM para EMEA, “el futuro en la impresión será crear soluciones personalizadas para situaciones específicas y para sectores determinados (banca, telecos, sector seguros, etc.). Para ello, el gigante azul cree que será necesario buscar arquitecturas homogéneas para que la impresión sea perfecta al margen del dispositivo de salida, sea una departamental o una más doméstica”.

Tel: 91 397 59 55

www.ibm.es