El estándar 802.16 ampliará la cobertura que hasta ahora proporcionan las redes locales inalámbricas WLAN 802.11a, b y g hasta distancias de 30 kilómetros -sin necesidad de que exista línea de visión directa entre la estación base y los clientes- y de 50 kilómetros -con visión directa en los últimos 20-. Según Jesús Maximoff, director general de Intel Iberia, “esta tecnología viene a complementar las ya existentes en entornos en las que éstas no llegan, como pueden ser las áreas rurales e industriales, y las zonas urbanas de densidad baja o media, tanto para empresas como para usuarios particulares”. Intel promueve estos proyectos con el objetivo de potenciar la interoperatividad entre productos de distintos fabricantes “para que aumente la oferta y, por tanto, disminuya el coste de implantación de esta tecnología”, añade Maximoff, que explica que WiMAX “no es otra cosa que extender a coberturas de hasta 50 kilómetros lo que hasta ahora se conocía como ‘última milla’”. Junto con Iberbanda, la compañía pondrá a prueba los desarrollos y futuras versiones de la tecnología WiMAX con el objetivo de mejorar su interoperatividad y despliegue. Entre las ventajas que aporta esta tecnología el máximo responsable de Intel destaca su idoneidad para interconectar puntos de acceso distantes, la posibilidad de proporcionar servicios de voz y datos junto a otros como multimedia (vídeo a la carta o TV), la mayor cantidad de usuarios que admite por cada canal y la posibilidad de extenderla tanto para entornos corporativos como domésticos, lo que permitirá reducir los precios al cliente final. Con la tecnología WiMAX se puede ampliar el ancho de banda por usuario “de los 20 Mbps actuales a los 70 Mbps, con la diferencia con el ADSL de que se trata de una comunicación simétrica, con idéntica velocidad de subida y bajada”, según Carlos Morell, director general de Iberbanda. El proyecto piloto consiste en la instalación de estaciones base equipadas con una tecnología que en el futuro será compatible con WiMAX. Durante los dos años a lo largo de los cuales se extenderán las pruebas, se realizarán test de los productos y la tecnología de comunicación inalámbrica. A finales de 2004 Intel tiene previsto comenzar a disponer de chips Intel WiMAX, “que en el futuro estarán integrados en todos los dispositivos móviles, como ocurre actualmente con Centrino”, explica Maximoff. www.iberbanda.es www.intel.com

Intel promueve estos proyectos con el objetivo de potenciar la interoperatividad entre productos de distintos fabricantes “para que aumente la oferta y, por tanto, disminuya el coste de implantación de esta tecnología”, añade Maximoff, que explica que WiMAX “no es otra cosa que extender a coberturas de hasta 70 kilómetros lo que hasta ahora se conocía como ‘última milla’”. Junto con Iberbanda, la compañía pondrá a prueba los desarrollos y futuras versiones de la tecnología WiMAX con el objetivo de mejorar su interoperatividad y despliegue. Entre las ventajas que aporta esta tecnología el máximo responsable de Intel destaca su idoneidad para interconectar puntos de acceso distantes, la posibilidad de proporcionar servicios de voz y datos junto a otros como multimedia (vídeo a la carta o TV), la mayor cantidad de usuarios que admite por cada canal y la posibilidad de extenderla tanto para entornos corporativos como domésticos, lo que permitirá reducir los precios al cliente final.

Con la tecnología WiMAX se puede ampliar el ancho de banda por usuario “de los 20 Mbps actuales a los 70 Mbps, con la diferencia con el ADSL de que se trata de una comunicación simétrica, con idéntica velocidad de subida y bajada”, según Carlos Morell, director general de Iberbanda, que explica que la compañía ya

El proyecto piloto de implantación de redes WiMAX en nuestro país comienza este mes de mayo con la puesta en marcha de las primeras redes en Andalucía y Cataluña por parte de Iberbanda y se extenderá durante dos años. Para ello, procederá a la instalación de más de 80 estaciones base basadas en esta tecnología, que se sumarán a las 230 que Iberbanda ya ha desplegado en un total de 72 ciudades española para el suministro de sus servicios de acceso y comunicación. A finales de 2004 Intel tiene previsto comenzar a disponer de chips Intel WiMAX, “que en el futuro estarán integrados en todos los dispositivos móviles, como ocurre actualmente con Centrino”, explica Maximoff.

www.iberbanda.es

www.intel.com