Con el lanzamiento del nuevo sistema operativo, son multitúd los modelos de smartphone disponibles, pero pocos revuelven eficientemente el ofrecer funcionalidad en un tamaño compacto.

Microsoft es consciente de que se juega bastante con el lanzamiento de su nuevo sistema operativo para móviles, y ha puesto bastante empeño en ofrecer un sistema innovador, revolucionario, y que pueda competir con las actuales plataformas que acaparan el mercado, como son Android y iPhone OS. Cuenta con el respaldo de primeras marcas como HTC, Samsung, y LG, entre muchos otros, y con diferentes modelos, como HTC y sus 5 lanzamientos.

Para probar Windows Phone 7, recibimos de manos de Vodafone el HTC Trophy, un modelo avanzado, que cumple con los requisitos impuestos por Microsoft para operar con su sistema, es decir, que lleve procesador de 1 GHz de velocidad, al menos 256 MB de RAM (el Trophy tiene 576 MB), y que el sensor de cámara sea de 5 megapíxeles.

Lejos de los pequeños iconos, y del manejo de ventanas que ofrecía Windows Mobile 6.5, el cual estaba diseñado para ser manejado por un puntero, y no con los dedos en amplias pantallas multitáctiles, Trophy ofrece una diagonal de pantalla de 3,8 pulgadas y resolución de 480 x 800 puntos por pulgada. También han sido anunciados modelos de tamaño superior, como HTC HD7 de 4,3 pulgadas, o Samsung Omnia de 4 pulgadas, los cuales atraerán a perfiles de usuarios que quieran explotar sus dotes multimedia con una gran experiencia de entretenimiento móvil. El aquí analizado ha resultado ser el equilibrio perfecto de dimensiones y prestaciones, especialmente para todos aquellos profesionales que a diario tengan que llevarlo encima, ya que su peso no supera los 140 gramos. Su capacidad de almacenamiento asciende a 8 GB, y en esta ocasión, prescinde de aportar ranura de tarjetas de expansión, a pesar de que la batería es extraíble, bajo la cual, se encuentra situada la tarjeta SIM del operador.

Interfaz

Su interfaz basada en grandes iconos es muy limpia, personalizable desde la “Home” y tremendamente rápida. Cualquier simple roce con los dedos permite lanzar, acercar o alejar al instante, desplegar panorámicas o zoom, o girar la pantalla entre sus dos modos posibles (retrato y apaisado). De hecho, supone una forma diferente y revolucionaria de presentar la información, a diferencia de lo que hemos visto en el resto de sistema operativos móviles, incluyendo Symbian, donde se potencia el uso de hasta 7 pantallas personalizables de accesos directos. En WP7 priman los denominados “hub”, y bajo la capa de Live aparecen los cubos temáticos dedicados a gestionar “personas, Xbox Live (juegos), oficina, fotos, así como vídeo y música. Para acceder a la gestión de vídeos y música se utiliza la aplicación Zune, lo que implica utilizar en el ordenador dicha aplicación para sincronizar los contenidos del equipo desktop con el móvil, al igual que hace Apple con iTunes. La parte de juegos se gestiona a través de Xbox Live! Cada una de estas aplicaciones ofrece además acceso a la tienda de contenidos y aplicaciones de Microsoft, la denominada MarketPlace, lo que resulta interesante para poder adquirir nuevos contenidos sin tener que salir de la pantalla en la que te encuentres situado.

Aplicaciones

Destacable también resulta la presencia de Microsoft Office en un terminal de este tipo, con posibilidad de manejar el procesador de textos, hojas de cálculo, así como PowerPoint. Word permitirá crear documentos, mientras que éste último sólo admite funciones básicas. De cualquier forma, se trata de un extra que agradecerá cualquier usuario. Lo más interesante aquí es la sincronización que contempla Office 2010 con SkyDrive, vinculado muy estrechamente, lo que permite sincronizar las notas y documentos de forma inalámbrica con tus datos de Windows Live, así como recoger álbumes de fotos. Ahora bien, los comienzos nunca fueron buenos, y al igual que le sucediera al iPhone, por el momento no contempla la posibilidad de cortar, copiar o pegar textos manejando el portapapeles, de manera que es un poco incomprensible con este tipo de aplicaciones, el hecho de complicar el intercambio de información.

Retomando las especificaciones, y como sucede con el resto de nuevos terminales WP7, cuenta con tres botones táctiles integrados en la pantalla para moverse por la interfaz. En esto, WP7 tiene un gran símil a los terminales iPhone, y es que de una vez por todas aparca el típico control tipo “touchpad o trackball” para depender únicamente de los desplazamientos en pantalla realizados mediante los dedos. Recordemos que algunas plataformas como la de RIM, con sus modelos BlackBerry, siguen apostando por incluir estas funciones de control, que implementadas de forma inteligente, se ha visto que resultan muy eficientes.

Para activar la pantalla del terminal, el Trophy cuenta con un botón dedicado en la parte superior, junto a la salida de auriculares, pero no la desbloquea, de modo que es necesario el movimiento del dedo para activarla definitivamente, evitando que se active inconscientemente. También el sensor de la cámara de 5 megapíxeles, con autofocus y flash LED, se activa al pulsar un botón ubicado en sus laterales, que junto con el control de volumen completan la botonera disponible. Durante nuestras pruebas, comprobamos que la cámara realiza buenas capturas, con varios niveles de zoom, pero sin posibilidad de emplear la pantalla para enfocar zonas determinadas, algo que se encuentra disponible en teléfonos avanzados (véase el Nokia N8 con sensor de 12 megapíxeles o el mismo iPhone 4). Los vídeos grabados también ofrecen una tasa favorable de 27 fps en modo de 720p, con soporte de calidad HD, y el audio en modo de reproducción Dolby Mobile con efecto SRS WOW HD es un paso adelante en audición.

Manejo

La integración del navegador es buena, aunque en la interfaz de Opera Mobile hemos visto funciones francamente innovadoras que Microsoft tiene que mejorar. Tampoco contamos con el soporte de la visualización de contenidos Flash bajo el navegador, algo que los terminales Android ya han superado con la versión 2.2 (también conocida como Froyo). Otra serie de aplicaciones, como la navegación con mapas, o el buscador a través de Bing, tienen una gran cabida, especialmente esta última, para la que se ofrece un botón de acceso directo que permite desplegar búsquedas de cualquier aspecto. Por el momento no soporta la función de dictado, algo disponible en terminales Android, pero es otra opción que tarde o temprano llegará.

La batería, de 1.300 mAh, es extraíble, un gran punto a su favor. Ya hemos visto que terminales con pantallas de 4 pulgadas requieren de baterías de al menos 1.500 mAh. En nuestro caso, comprobamos que para el tipo de pantalla implementada, las especificaciones son acordes. Nuestras pruebas, Wifi activado, contestando a cinco llamadas en un día, y utilizando las redes sociales con varias cuentas de correo Hotmail y Gmail activas, dio para responder a las necesidades diarias, manteniéndose tras 24 horas de uso en el 40 por ciento de su carga.

Conclusiones

Si utiliza muy habitualmente el teclado para la introducción de datos, la opción del modo virtual del Trophy, en base a WP7, no es de las más cómodas y mejores que hemos visto, con lo que para estos casos te recomendamos optar por un modelo como el HTC 7 Pro, con teclado completo tipo QWERTY desplegable que ofrecerá mayor agilidad, a cambio de s