El sistema operativo de Qualcomm llega al mercado de manos de uno de los más importantes fabricantes de terminales, integrado en un smartphone económico de entrada de gama.

Como no podía ser de otra manera, el fabricante HTC ha sido uno de los primeros en comercializar un terminal smartphone con el sistema operativo Brew MP, el que es propietario de Qualcomm, y para el que se han creado grandes expectativas de desarrollo. A efectos prácticos, se trata de un sistema operativo para móviles que consume muy pocos recursos del sistema, con lo que se abarata considerablemente el terminal, debido a que requiere de baja especificación de componentes.

De entrada, el procesador del HTC Smart es un Qualcomm de 300 MHz, acompañado de 256 MB de memoria tanto RAM como ROM. Se trata de un dispositivo compacto (108 gramos de peso), y con pantalla LCD Touch Sensitive reducida de 2,8 pulgadas.

Sin duda, se ha buscado la funcionalidad en este modelo, y prueba de ello es que dispone de ranura de tarjetas microSD bajo su carcasa, pero sin necesidad de retirar la batería. También presenta conexión de auriculares estándar de 3,5 milímetros, así como conexión miniUSB para datos y para la carga de la batería. Su cámara de 3 megapíxeles con flash y enfoque resulta algo limitada frente a las soluciones actuales, pero hace que el teléfono sea competitivo en precio.

Donde se ha quedado corto en su configuración es en el hecho de no incluir conectividad Wireless 802.11b/g, ya que obliga a tener que utilizar la conectividad 3G si queremos descargar contenidos on-line. De esta manera, se hace imprescindible la contratación de una tarifa de datos plana. De lo que sí dispone es de conexión Bluetooth 2.0 con A2DP para la comunicación con los auriculares de audio. La autonomía es otro punto a su favor, con una batería de Litio de 1.100 mAh, con la que obtuvimos buenos resultados.

Comentando su manejo diario, cabe destacar que los botones en sus laterales permiten controlar el volumen del sonido, así como lanzar la aplicación de captura de fotos o vídeo. Nos desagrada un tanto el hecho de que para activar la pantalla o salir del modo reposo del terminal sea necesario utilizar la misma tecla que la de finalización de llamada (también para encenderlo), algo a lo que cuesta acostumbrarse, especialmente tras contestar una llamada. El botón central permite acceder al menú, así como retroceder en las selecciones dentro de la interfaz. El acceso a agenda y contactos es inmediato, pero echamos en falta algunas funciones de organizador, como la grabación de notas, o la posible visualización de documentos. Para ello habrá que esperar al lanzamiento de aplicaciones dedicadas.

Entre los aspectos a mejorar también se encuentra el apartado de la pantalla. Al tratarse de un modelo QVGA, se encuentra lejos de la calidad ofrecida por los modelos AMOLED, a lo que hay que añadir que no permite el manejo multitáctil en las aplicaciones, o en la interfaz gráfica. La intensidad luminosa ofrecida en exteriores y a plena luz del día saca a relucir otro inconveniente. No dispone de cámara frontal para videollamada, ni tampoco permite la marcación por voz. Grabando vídeo, comprobamos que las imágenes se suceden a un ratio de apenas 15 fps. Con su navegador Web dedicado comprobamos que la carga de páginas está limitada en funciones. La experiencia de uso sin posibilidad multitáctil ya es bien conocida.

Por último, las aplicaciones preinstaladas en el HTC Smart no son muy numerosas. Digamos que suele ser un tópico entre los smartphone, pero si tenemos en cuenta que por el momento no existe despliegue de tienda on-line donde poder adquirir aplicaciones, a la espera de que los operadores o Qualcomm confirmen la modalidad, sus opciones frente a sus competidores Android son muy escasas.

Lo mejor: Tamaño

Calidad/Precio

Lo peor: Consumo en OFF

Tiempo arranque

HTC SMART F3188

-------------------------

Fabricante: Samsung

WEB: www.samsung.com

IDIOMA: Castellano

PVP: 89,09 €

Calificación: ***** (Producto recomendado)