HP tiene previsto recortar más puestos de trabajo de los que anunciara cuando hizo públicas sus intenciones de fusionarse con Compaq.

Según el informe que HP ha presentado a la comisión de valores estadounidense (SEC), con fecha 13 de septiembre, la compañía tiene previsto despedir un total de 16.800 empleados para octubre del año que viene: 8.200 de la antigua HP y 8.600 de Compaq.

Esta cifra supera en 1.800 puestos de trabajo la cifra de recortes que Carly Fiorina -presidenta y CEO de HP- anunciara en un principio como necesaria para llevar a cabo la fusión: 15.000 empleados para finales del año fiscal 2003, de los cuales la mayor parte de despidos tendría lugar en noviembre de 2002.

La compañía ha achacado el incremento de despidos a la situación económica, citando "la ralentización en el gasto en TI, que está durando entre 6 y 18 meses más de lo vaticinado por muchos economistas" de en un comunicado.

www.hp.com