La nueva submarca que HP ha lanzado al mercado y los productos que se comercializarán bajo el nombre de Vivera son fruto de las investigaciones realizadas durante los últimos cinco años en su centro de negocios de Sant Cugat (Barcelona). Esta tinta ha sido pensada para que las impresiones permanezcan imperecederas a lo largo de los años.

A la tinta Vivera se ha aplicado una nueva formulación que evita el envejecimiento y permite mantener la calidad de los colores hasta los 108 años (para los sistemas de seis tintas) o incluso los 15 años si se trata de instantáneas en blanco y negro. Esta tinta ya fue introducida en Estados Unidos el pasado verano, pero hasta este año no se ha podido empezar a comercializar en Europa.

Durante el mes de mayo saldrán a la venta los cartuchos de inyección de tinta Vivera HP 101 (azul) y HP 102 (gris). El primero imprime con colores más reales, ya que tiene un 25 % más de azul que en la impresión de 8 tintas, esto permite una mayor consistencia y tonos neutros. El cartucho HP 102 incorpora tres tintas basadas en colorante que ofrecen negros neutros. Los documentos impresos con esta tinta ofrece la misma tonalidad sin importar el tipo de luz bajo el que se vean.

El coste por impresión por fotografía se sitúa en los 0,35 €. Los cartuchos comenzarán a comercializarse en dos versiones: Pack Hogar, que tendrá un precio de 45 € para 130 hojas (A5), y Pack Pro, que se venderá a 60 € para 120 hojas (A5). La ciencia que sustenta esta tinta ha sido testeada y analizada exhaustivamente en los laboratorios de Sant Cugat, centro que acoge a más de dos mil personas, en su mayoría de nacionalidad española, en una superficie de las de 280.000 metros cuadrados.

www.hp.es