Los nuevos portátiles de las familias Pavilion y Probook cuentan ya con los nuevos procesadores de la Serie-A de AMD, conocidos como Llano, los cuales fueron presentados ayer mismo por el fabricante. Estos chips, que son nombrados por AMD como APUs con arquitectura Fusion, por llevar integrada la CPU y la GPU en la misma oblea de silicio, vienen a competir en rendimiento con las soluciones Sandy Bride de Intel que fuesen presentadas a comienzos del presenta año, y están formadas por la serie A de APUs, comprendida por los A4, A6 y A8.

Los nuevos ProBook y Paviliion cuentan con CPUs de la Serie-A que corren a velocidades de 2,3 y 2,5 GHz, acompañados de chipset gráficos Radeon cuya velocidad de reloj puede variar entre los 1,4 y los 2,1 GHz. Los modelos Pavilion G4, G6 y G7 tienen un precio inicial de 399 dólares los modelos más básicos. Por su parte, los Pavilion DV4, DV6 y DV7 quedan situados ligeramente por encima, en los 519 dólares.

En el caso de la familia ProBook orientada a la empresa, los modelos 4435S y 4436S llevan pantallas de 14 pulgadas, que dentro del mercado profesional parece volverse a dicha tendencia de formato, mientras que el 4535S tiene una pantalla de 15,6 pulgadas. Estos portátiles soportan 8 GB de memoria RAM y vienen con discos duros de 750 GB. La mayoría de los modelos disponen de conexión USB 3.0.

hp probook 4435s La opción de procesador AMD en los ProBook Serie S puede variar según la elección del usuario, desde el A6 quad-core de 2,3 GHz, al A4-3400M de doble núclo y 2,5 GHz de velocidad.

De este modo, HP se convierte en uno de los fabricantes que dispone en sus portátiles tanto de procesadores Intel como de AMD, en ambos casos con soluciones de última generación. Según destacan diferentes analistas, mientras que AMD cuenta con una tecnología superior de gráficos integrados, las CPU de Intel ofrecen mejor rendimiento, según lo demostrado hasta el momento.