Tres de los mayores fabricantes de electrónica japoneses, Hitachi, Toshiba y Matsushita han firmado un acuerdo para fabricar y vender de forma conjunta pantallas LCD para televisores.

Su intención es empezar a trabajar a partir de enero de 2005, e Hitachi se hará cargo del 50% de sus acciones. Matsushita, conocida como Panasonic, y Toshiba, se harán cargo cada una de ellas de un 25%. Su intención es solicitar una inversión adicional por parte de otras compañías equivalente a un 8% de la compañía, que todavía no tiene nombre.

La nueva firma pondrá en marcha una línea de producción de LCD TFT en la fábrica Mobara de Hitachi en Chiba, por un coste aproximado de 1.000 millones de dólares. Se espera que la producción e comience entre julio y septiembre de 2006.