Hitachi puede convertirse en uno de los primeros fabricantes que soporte el chip conocido bajo el nombre clave de Merced y que ha sido desarrollado conjuntamente por Intel y Hewlett-Packard. Para ello la compañía prevé presentar un servidor basado en la arquitectura de 64 bits que mezcla tanto CISC (Complex Instruction Set Computer) como RISC (Reduced Instruction Set Computer) en un solo procesador. Asimismo, este servidor soportará tanto UNIX como Windows NT. El lanzamiento de este equipo se producirá, según tienen previsto los responsables de Hitachi, al mismo tiempo que aparezca Merced. Mediante esta iniciativa la compañía se une a otros fabricantes que han mostrado su interés por el chip y entre los que se encuentran Compaq Computer y Siemens Nixdorf.